jueves, 23 de octubre de 2014

Sebastião Salgado

Sebastião Salgado

Nacimiento - procedencia - formación académica

Sebastião Ribeiro Salgado nació en 1944 en Aimorés, un pequeño pueblo de Minas Gerais en Brasil. Hijo de un ganadero, es el sexto de ocho hermanos y único varón de su familia. Junto con su esposa Lélia Deluiz Wanick (Padres de dos niños: Juliano y Rodrigo) se mudaron a São Paolo para cursar su maestría en Economía. En 1969 cambiaron nuevamente de residencia a París para realizar su doctorado donde Lélia estudió arquitectura. Un día como cualquier otro de 1970, Sebastião Salgado tomó por primera vez una cámara entre sus manos. Tenía entonces 26 años.
En 1971 se mudaron a Londres donde Sebastião trabajó como economista en la Organización Internacional del Café y comenzó a viajar al continente africano en comisiones para el Banco Mundial.
Entre 1973 y 1975 trabaja como Freelance Photographer en París, Francia. 
Obtuvo sus estudios  de Economía en la Universidad Federal do Espirito Santo, Vitória, ES, Brasil.
Maestro, Economía, Universidad de São Paulo. Completa el trabajo del curso para su doctorado en Economía en la Universidad de París, Francia.
Ahí realizó sus primeros trabajos fotográficos que fueron la razón para cambiar, definitivamente, la práctica económica por la fotografía.

Inicialmente colaboró con la agencia Sygma (1974) haciendo historias en Portugal, Mozambique y Angola. Ingresó el siguiente año a la agencia Gamma realizando proyectos fotográficos en Latinoamérica, África y Europa. Para 1979 ya era parte de la legendaria Magnum Photos. Finalmente en 1994 fundó, junto a su mujer, su propia agencia de prensa Imagen Amazonas, dedicada exclusivamente a distribuir sus fotografías.

Principales obras

Entre los innumerables trabajos que Salgado ha producido durante su prestigiosa trayectoria, destacan los siguientes:

 • Su primer libro, Otras Américas, dedicado a los pobres de América Latina, fue publicado en 1986. Tras éste, publicó, ese mismo año, Sahel: el fin del camino, que fue el fruto de 15 meses de colaboración con la organización Médicos sin fronteras durante la larga sequía que castigó a la región septentrional de África.
• 1993 Trabajadores (que lo colocó entre los fotógrafos de documentalismo de primer orden.): que documenta la evanescente forma de vida de los obreros de todo el mundo.
Génesis, es el resultado de una épica expedición de ocho años para redescubrir montañas, desiertos, océanos, animales y pueblos que han eludido la impronta de la sociedad moderna: la tierra y la vida de un planeta aún virgen. El proyecto GÉNESIS, junto con el Instituto Terra, fundado por Lélia y Sebastião Salgado, se propone mostrar la belleza de nuestro planeta, revertir el daño que se le ha causado y conservarlo para el futuro.
• De 1993 a 1999, el Sr. Salgado se concentró en el fenómeno mundial de los grandes movimientos de personas desplazadas, y ese fue el tema de dos libros publicados en 2000 que fueron mundialmente aclamados, Migrations (Migraciones) y The Children (Niños).
• 2000 Éxodos, un tributo a la emigración masiva provocada por la hambruna, los desastres naturales, el deterioro medioambiental y la presión demográfica.

Premios y reconocimientos:                                                

Premio Principe de Asturias de las Artes, 1998.
Premio Eugene Smith de Fotografía Humanitaria.
Premio World Press Photo.
”The Maine Photographic Workshop” al mejor libro foto-documental.
Elegido miembro honorario de la “Academia Americana de Artes y Ciencias” de Estados Unidos.
Premio por la publicación del libro “Trabajadores” (‘Workers’).
Medalla de Plata ‘Art Directors Oub’ en Estados Unidos.
Premio ‘Overseas Press Oub of America’.
”Alfred Eisenstaedt Award of Magazine Photography”. 
Premio UNESCO categoría cultural en Brasil.
Fue nombrado Representante Especial del UNICEF el 3 de abril de 2001

Técnicas empleadas


Sus series suelen tomarle unos siete años de producción en decenas de países. Una de las razones para esta tranquilidad está en su involucramiento con la comunidad.
“Nuestra historia es la historia de la comunidad, no de la individualidad. Ése es el punto de vista de mi fotografía y el punto de partida de todo mi trabajo.” “…respeto y tengo cierto sentido de la comunidad y del ser humano. La fotografía está llena de simbolismo, es un lenguaje simbólico. Tienes que ser capaz de materializar todas tus ideas en una sola imagen. De alguna manera mi punto de vista –muy centrado en la social y en la comunidad- no es muy diferente de los conceptos básicos de la mayoría de las religiones. Requiere tiempo, y mucho, para componer una narrativa coherente: No vas y tomas una foto. Vas a construir una historia. A final de cuentas creo que los fotógrafos documentalistas somos gente a la que nos gusta contar historias.”
En las fotografías espléndida –pero repetitivamente- compuestas, su dominio de la luz, estilo reconocible e incansable idealización abordan el escenario central dejando a los trabajadores en papeles segundones del drama en el que el fotógrafo es la verdadera estrella.
Salgado siempre esgrime la necesidad de ocasionar la conversación, la reflexión.
Siempre ha preferido la paleta de claroscuros de las imágenes en blanco y negro, tomó muy pocas fotografías en color antes de renunciar por completo a este medio.

Repercusión en el público de su época. 

Los editores juzgaron las fotografías demasiado perturbadoras para los lectores estadounidenses y no las publicaron en revistas. El público europeo fue más receptivo.
Su primer trabajo recibió una compleja mezcla de reacciones, conmoción que provocaron imágenes de un África hambrienta y empobrecida, pero digna y sorprendentemente bella. Esta disonancia es una auténtica paradoja: situaciones terribles plasmadas en el cuadro fotográfico con una finura y magnificencia sublimes.
“A veces la gente no acaba de entender por qué he trabajado tanto sobre la hambruna en África y sobre la pobreza en América Latina, pero era lo que tenía en mente. Era mi vida. No me imponía en sus vidas, sino que era lo que yo estaba viviendo.”
La obra de Salgado ha sido mundialmente reconocida y alabada. No ha faltado quien diga que “Él es una súper estrella en la tradición de Robert Capa, Chim y Henri Cartier-Bresson.”
Sin embargo las críticas a su trabajo han sido feroces:
En una nota de página completa en el prestigioso diario francés LE MONDE, el crítico Jean-François Chevrier no dudó en descalificar el trabajo de Salgado acusándolo de hacer «voyeurismo sentimental» y de aprovecharse del sufrimiento de los demás para hacer arte. Esta acusación de hacer fotos a costa de la miseria de los otros se le ha reiterado a numerosos fotógrafos que se presentan como humanistas.
Incluso se le ha calificado de frívolo y de dramatizar excesivamente el sufrimiento ajeno hasta convertirlo en un esteta de la miseria.
Adicionalmente, otros se quejaron de que “sus fotos son demasiado políticas y su política demasiado obvia.”

Movimiento al que perteneció y descripción

Pertenece al documentalismo fotográfico. Se considera fotografía documental, como uno de los tantos géneros de la fotografía, aquella que se constituye en una evidencia respecto a la realidad. Una segunda posibilidad del concepto de fotografía documental se refiere a lo que llamamos fotografía social, documental social y también testimonial. Este género se refiere, como el nombre ya lo explicita, a la documentación de las condiciones y del medio en el que se desenvuelve el hombre, tanto en forma individual como social y, en ese sentido, su nivel de complejidad es profundo Obviamente, el fotoperiodismo se nutre de la fotografía documental y forma parte de esta, siendo su consecuencia natural pero, a diferencia del documentalismo social, se interesa de aquellas situaciones, hechos o personajes que constituyen o son noticia, materia fundamental de la prensa gráfica en general.

Fotógrafos y artistas influenciados por su obra

 Salgado es una súper estrella en la tradición de Robert Capa, Chim y Henri Cartier-Bresson, quienes admiran sus obras e influencian.

Fallecimiento y estado actual de su obra.

 El Sr. Salgado reside con su familia en París, Francia. Su esposa, Lélia Wanick Salgado, dirige la compañía propiedad de ambos, Amazonas Images, y ha diseñado sus principales libros y exposiciones.











2 comentarios: