martes, 21 de octubre de 2014

HANS BELLMER

Hans Bellmer


     Descripción: https://encrypted-tbn0.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcTMiybzZTLCuUN4xvacb-LRTe7cTynA4rLzl88v4nhHoNpitZ5y6Q           Descripción: https://encrypted-tbn2.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcQbtwp7PwxOdKaAxUPhGHm9QLxa6Ig1uy3a_wq-C3zHg5tR2rnTQA


Nacimiento - Procedencia
Nació en 1902, en Kattowitz, en ese entonces parte del imperio alemán, hoy Katowice, territorio perteneciente a Polonia.
Fue un autor y fotógrafo surrealista que desarrolló su trabajo en Berlín y más tarde en París debido al nazismo.

Formación académica. Influencias
Es uno de los artistas surrealistas más interesantes.
En 1923 su padre lo envió a estudiar ingeniería al Bellmer Technische Hochschule en Berlin, pero sus intereses se acercaban a la política, con la lectura de los trabajos de Marx y Lenin. Se unió en debates con algunos artistas del Movimiento Dada, y era especialmente unido a George Grosz, pintor alemán de la época impresionista, y quien lo alentó a dejar sus estudios de ingeniería.
Abandonó sus estudios de ingeniero y decidió consagrarse en 1924 a la pintura. Fue, además, escultor, dibujante publicitario, fotógrafo y un apasionado lector de Freud y Baudelaire.
Descripción: http://31.media.tumblr.com/tumblr_lha4daJOCe1qahuhjo1_500.jpg Autorretrato, Hans Bellmer.

Empezó a desarrollar su trabajo en arte y publicidad en Berlín, de donde tuvo que escapar debido a la presión del régimen Nacional Socialista. Llegó a París en 1938, donde se integró al grupo de los surrealistas, con quienes compartió ciertas características importantes. 
Bellmer conocía el psicoanálisis y su obra es considerada una mezcla compleja de influencias. En sus trabajos, plantea que el objeto erótico y sensual es a la vez un objeto mórbido y violento. Esas características son comunes al surrealismo, el cual tenía un gran interés por la relación entre erotismo y muerte.
De niño, fue criado por un padre tiránico que maltrataba a su madre. Junto con su hermano menor, Fritz, encontró refugio de su entorno familiar opresivo, en un jardín secreto que decoraban con juguetes, y el cual era visitado por mujeres jóvenes, algunas primas, que aparentemente evocaban en él deseos sexuales.
Su posible inspiración puede haber sido, según se dice, el crecer en ese entorno familiar. Se ha pensado que es allí en donde encuentra esa contradicción que posteriormente sería base de sus obras, por un lado el amor (de su madre hacia el padre) y por el otro el odio (el maltrato del padre a la madre), símbolo de vida y muerte. 

Contexto histórico
La década de 1930 constituye uno de los puntos de inflexión fundamentales de la historia de Europa y América, dado que en ella se producen simultáneamente la crisis del liberalismo y la democracia, el ascenso del fascismo, la irrupción de las masas y la expansión del estado.
Comienza con la Gran Depresión y termina con una nueva Guerra Mundial.
Entre un viejo orden agonizante golpeado por la Primera Guerra Mundial y la Revolución Rusa, y uno nuevo que aún no se ha afirmado, los años de la depresión constituyen un período de revisión y búsqueda de nuevas bases sobre las cuales refundar el régimen político, el orden económico, la vida social y el sistema internacional.
En Alemania particularmente,  el Partido Nacional Socialista consigue la victoria en las elecciones generales en el año 1932, y en 1933 Adolf Hitler, Canciller de Alemania, obtiene plenos poderes en el país.
Este es el año en el que Bellmer comienza a realizar su proyecto principal, raíz de la que se desprenden la mayoría de sus obras, su Muñeca, en parte como modo de oposición al fascismo del partido nazi.

Movimiento al que perteneció
El Surrealismo (cuya traducción sería “por encima de lo real”) es un movimiento artístico y literario surgido en Francia a partir del dadaísmo (su precedente más inmediato) en la década de los años 1920, en torno a la personalidad del poeta André Breton.
Los surrealistas señalaron como precedentes a varios pensadores y artistas, como el pensador presocrático Heráclito, el Marqués de Sade y Charles Fourier, entre otros. En la pintura, el precedente más notable es Hieronymus Bosch "el Bosco", que en los siglos XV y XVI creó obras como "El jardín de las delicias" o "El carro de heno". El surrealismo retomó estos elementos y ofreció una formulación sistemática de los mismos.
La primera fecha histórica del movimiento es 1916, año en que André Breton, precursor, líder y gran pensador del movimiento, descubre las teorías de Sigmund Freud y Alfred Jarry.
Jarry es el inventor  de la pseudociencia llamada Patafísica, la ciencia que regula las excepciones, la ciencia de las soluciones imaginarias, descrita en su obra póstuma  Gestas y opiniones del Doctor Faustroll, patafísico, como “la ciencia de lo que se añade a la metafísica, así sea en ella misma como fuera de ella, extendiéndose más allá de ésta tanto como ella misma se extiende más allá de la física”. La obra narra las enseñanzas de Faustroll, nacido a los 63 años y pionero en esta ciencia, en la que todo suceso del universo es una excepción. En 1948, un conglomerado de escritores surrealistas y vanguardistas se hacen cargo de retomar aquellos estudios y deciden fundar el Colegio de Patafísica (Collège de Pataphysique ), el cual contó con ilustres miembros entre los cuales se encontraban Marcel DuchampMax ErnstRené Clair o Joan Miró entre otros, y fue creado como irónica contraposición a las academias de arte y ciencias (Collège de France). Esto convierto a la Patafísica en una de las influencias más importantes en la gesta del Surrealismo. Actualmente, personajes como Umberto Eco y Jean Baudrillard integran el Colegio de Patafísica. Incluso, en Argentina existe el Novísimo instituto de altos estudios patafísicos de Buenos Aires, que hasta tiene su sitio en Facebook.
André Breton, además de conocer las ideas de Freud y Jarry, conoció a Jacques Vaché y a Guillaume Apollinaire, quienes fueron sus principales influencias literarias, junto con Rimbaud y Nouveau.
Específicamente Apollinaire, fue un poeta, novelista y ensayista francés, que utilizó la forma de escritura automática surrealista al romper deliberadamente la estructura lógica y sintáctica del poema y fue el primero en utilizar los términos surrealismo y surrealista. Inventó el término en 1917 (con motivo del estreno de su obra de teatro Las tetas de Tiresias, a la que calificó de drama surrealista) para expresar una forma de ver la realidad, porque no le servía ningún otro. Lo definió de la siguiente manera: «Cuando el hombre quiso imitar el andar, creó la rueda, que no se parece en nada a una pierna. Así hizo surrealismo sin saberlo». Breton en su Manifiesto de 1924, recuperó el vocablo.
Durante los primeros años de la gesta del Surrealismo, se dió un confuso encuentro con el Dadaísmo, movimiento artístico precedido por Tristan Tzara, en el cual se decantaron las ideas de ambos movimientos: uno inclinado hacia la destrucción nihilista (dadá) y el otro a la construcción romántica (surrealismo). Estos conceptos o percepciones sirvieron como catalizadores entre ellos durante su desarrollo.
A partir de 1925, a raíz del estallido de la Guerra del Rif, el surrealismo se politiza; se producen entonces los primeros contactos con los comunistas, que culminarían ese mismo año con la adhesión al Partido Comunista por parte de Breton.
Entre 1925 y 1930 aparece un nuevo periódico titulado El Surrealismo al servicio de la Revolución en cuyo primer número Louis AragónBuñuelDalíPaul ÉluardMax Ernst, Yves Tanguy y Tristan Tzara, entre otros, se declaran partidarios de Breton. Por su parte Jean Arp y Miró, aunque no compartían la decisión política tomada por Breton, continuaban participando con interés en las exposiciones surrealistas.
Poco después se incorporaron Magritte (1930), Masson (1931), Giacometti y Brauner en 1933 y también Matta (que conoce a Breton en 1937 por mediación de Dalí) y Lam.
El movimiento se hizo internacional apareciendo grupos surrealistas en los Estados UnidosDinamarca, LondresChecoslovaquia y Japón.
Desde este momento, se abrió una disputa entre aquellos surrealistas que concebían  el surrealismo como un movimiento puramente artístico, rechazando la supeditación al comunismo, y los que acompañaban a Breton en su giro a la izquierda.
En 1929 Breton publicó el Segundo Manifiesto Surrealista, en el que condenó entre otros intelectuales a los artistas Masson y Francis Picabia. En 1936 expulsó a Dalí por sus tendencias fascistas y a Paul Éluard. En 1938 Breton firmó en México junto con León Trotski y Diego Rivera el Manifiesto por un Arte Revolucionario Independiente.

El Surrealismo tomó del Dadaísmo algunas técnicas de fotografía y cinematografía así como la fabricación de objetos. Extendieron el principio del collage  al ensamblaje de objetos incongruentes, como en los poemas visibles de Max Ernst. Este último inventó el frottage (dibujos compuestos por el roce de superficies rugosas contra el papel o el lienzo) y lo aplicó en grandes obras como Historia Natural, pintada en París en 1926.
Otra de las nuevas actividades creadas por el surrealismo fue la llamada cadáver exquisito, en la cual varios artistas dibujaban las distintas partes de una figura o de un texto sin ver lo que el anterior había hecho pasándose el papel doblado. Las criaturas resultantes pudieron servir de inspiración a Miró.
Con el estallido de la Segunda Guerra Mundial, los surrealistas se dispersaron, algunos de ellos (Breton, Ernst, Masson) abandonan París y se trasladaron a los Estados Unidos, donde sembraron el germen para los futuros movimientos americanos de posguerra (expresionismo abstracto y Arte Pop).
Fotografía Surrealista
La fotografía surrealista se caracteriza por la coexistencia dentro de ella de tres corrientes fundamentales: la documental, la manipulada y la escenificada.
El tratamiento que recibe el cuerpo (en especial el femenino) en cada una de ellas, es diferente.
La figura de la mujer (frecuentemente dotada de una importante carga sexual) aparece como tema central en las imágenes de este movimiento, lo que denota el papel subordinado que las mujeres ocuparon en el imaginario de los artistas surrealistas. Ese rol secundario encontró su grado máximo en la conversión del cuerpo femenino en objeto, llevada a cabo por Hans Bellmer con su serie de la Poupée.

Técnicas utilizadas
Se distinguen tres tiempos en el proceso de creación fotográfica en general:
- el “momento de la toma”,
- el “momento del laboratorio” y
- el momento de la “puesta en escena”, del diseño de la “pose” del modelo o de la disposición de los objetos a fotografiar.  
Cada uno de estos tres tiempos o momentos da lugar a una actitud diferente, dependiendo de en cuál de ellos se centre el esfuerzo creativo.
La preeminencia del primero, da lugar a la fotografía pura u “objetiva”, de índole documental; la preeminencia del segundo, a la fotografía manipulada o experimental. Y la preeminencia del tercero, da lugar a la fotografía escenificada.
En el surrealismo podemos encontrar ejemplos de todas estas tendencias, en numerosas ocasiones compartidas por el mismo autor sin conflicto.
Hans Bellmer se especializó en el tercero.
Respecto a la técnica de revelado, no se encontraron mayores detalles que el que utilizaba papel intervenido con una solución de bromuro de cadmio, agua y gelatina sensibilizada con nitrato de plata, o comúnmente conocido como papel al gelatino bromuro de plata, que fue el tipo de papel fotográfico más empleado durante el siglo XX.
 Su obra 

Descripción: http://artes2010.files.wordpress.com/2010/05/bellmer1.jpg?w=300&h=298

Las imágenes de Bellmer son inquietantes, son fotografías de los maniquíes que él construía y que correspondían a cuerpos femeninos deformados, planteados como objetos de múltiples posibilidades anatómicas.
La muñeca de Bellmer fue bien recibida por los surrealistas gracias a que éstos sentían una fascinación por los objetos inanimados. Además el cuerpo femenino que exploraba era el adolescente, lo cual se relacionaba con la idealización surrealista de la mujer niña, que funcionaba como una suerte de musa.

Tras asistir a una representación de Los cuentos de Hoffmann de Offenbach en los cuales un hombre se enamora trágicamente de una autómata, luego de recibir una caja de sus juguetes de la infancia enviada por su madre, que le recordaban sus secretos encuentros en el jardín, e inspirado por las teorías freudianas del subconsciente, Hans Bellmer comenzó en 1933 la construcción de una muñeca de escayola sobre esqueleto de madera y metal de tamaño real que le sirvió como modelo para una serie de fotografías en las que exploraba sus fantasías sobre el cuerpo femenino que incluían el sadismo, el masoquismo y el fetichismo.
Se trata de una escultura que representa a tamaño casi real (1,40 m.) a una muchacha de cabellos morenos, desnuda y con calcetines, que parece una muñeca de niña ampliada, pero que tiene cuatro piernas y numerosas articulaciones para un único torso de mujer adulta. Es un objeto con connotaciones eróticas, mediante la cual Bellmer intentaba descubrir la mecánica del deseo y desenmascarar el inconsciente psíquico que gobierna al ser humano.
La escultura evoca también la emancipación femenina, y es también una denuncia del culto al cuerpo perfecto de moda en la Alemania nazi.
Con asistencia de su hermano, Bellmer colocaba a la muñeca en bosques y jardines, y realizaba una serie de fotografías. Le imponía toda clase de metamorfosis, y su trabajo fascinó a los surrealistas, por la contradicción implícita en su obra: la coexistencia de lo erótico y sensual, y de lo mórbido y violento; de la vida y la muerte.


Descripción: http://www.dollwork.org/wp-content/uploads/2012/03/Belllmer.jpg Descripción: http://1.bp.blogspot.com/_-yS-8S0Co44/TF_duztUeHI/AAAAAAAABvM/wrfPtfQz9H0/s320/hb4.jpg
Descripción: http://artes2010.files.wordpress.com/2010/05/bellmer4.jpg?w=276&h=300              Descripción: http://3.bp.blogspot.com/_-yS-8S0Co44/TF_d-gLHLJI/AAAAAAAABvs/iTtenVf2QCQ/s320/hb9.jpg

Bellmer creía, inspirado en las teorías de la represión de Freud, que las partes del cuerpo podían separarse del resto del cuerpo. Esta manera de entender la condición corpórea estaba presente en un miembro del surrealismo no ortodoxo, quien fue expulsado del movimiento por Bretón: Georges Bataille.
Bataille fue expulsado porque planteaba una visión del surrealismo que era considerada demasiado oscura, pues se enfocaba en los aspectos más sórdidos del deseo. Un ejemplo literario de esto puede ser cualquier obra erótica de Bataille, aunque la más relevante es Historia del ojo, cuya edición de 1945 fue ilustrada por Bellmer.
Descripción: http://2.bp.blogspot.com/_zZT6J7ilwio/SK2FZ6fL3BI/AAAAAAAAATE/qOQMI-3E6sk/s400/16bellmer.jpg Descripción: http://spb.fotolog.com/photo/27/55/63/agvaes/1221605392388_f.jpg
Ilustraciones de Hans Bellmer para Historia del Ojo, de Georges Bataille

Las ideas de Bataille se extendían a considerar al cuerpo como lenguaje y aseguraba que “el cuerpo se asemeja a una oración que parece invitarnos a separarla en las letras que la componen, para que sus verdaderos significados puedan revelarse de una manera nueva por medio de una corriente infinita de anagramas”. Este deseo de Bataille puede percibirse en la manera en que Bellmer representaba el cuerpo, lo desordenaba y recombinaba de manera que le daba una apariencia a las otras configuraciones del deseo que normalmente permanecen ocultas, además de que el cuerpo no era simplemente representado, sino que era transformado.

Con esta primera serie de fotografías de la Muñeca, realizó varias publicaciones de lujo de tirada limitada que distribuyó entre un círculo de artistas y escritores afines.
En 1934  aparecieron dieciocho fotografías en el número 6 de la revista Minotaure en un artículo titulado «Poupée. Variations sur le montage d’une mineure articulée» (Muñeca. Variaciones sobre el montaje de una menor articulada).
Descripción: http://artes2010.files.wordpress.com/2010/05/bellmer2.jpg?w=300&h=193
La imagen corresponde a unas páginas de la revista surrealista Minotaure, de 1935. En las páginas se puede leer el título “Variaciones sobre el montaje de una menor articulada”

En 1936 el propio Bellmer editó el libro Die Puppe, un libro anónimo, producido y publicado de manera privada en Alemania, el cual contiene diez fotografías en blanco y negro de su primer muñeca, acompañadas por una corta introducción en forma de prosa poética, en la que demostraba claramente cómo los aparentemente inocentes juegos de su adolescencia se habían convertido en sus fantasías sexuales de adulto. En ese momento, no era reconocido por el público alemán.

Descripción: http://upload.wikimedia.org/wikipedia/en/b/bd/BellmerPoupee.jpg
Boceto para la serie Die Puppe, 1932
Die Puppe ahondaba en las poéticas surrealistas relacionadas con el cuerpo mutilado y en la noción de “lo informe”, un concepto tras el cual –según Georges Bataille– se esconde la crisis del sujeto enunciador estable.

Estas fotografías eran de la primera muñeca construída por Bellmer, la cual no podía rearticularse tan fácilmente.
Después de ver, durante una visita al Kaiser-Friedrich-Museum de Berlín, unas muñecas del s. XVI, las cuales tenían articulaciones, Bellmer hizo una nueva muñeca con un abdomen esférico, alrededor del cual podían acomodarse distintas partes en diversas configuraciones. Así fue que empezó a combinar distintas partes del cuerpo. Esta segunda muñeca estaba conformada por cuatro piernas, cuatro senos, un torso, tres pelvis, dos brazos y la cabeza de la primera muñeca. Con estas piezas podía armar distintas combinaciones, las cuales fotografiaba.



De 1935 a 1938, esta segunda versión de la muñeca de Bellmer apareció en más de cien fotografías, muchas de las cuales estaban coloreadas. Esta segunda fase de fotografías es de mayor interés, pues posibilita una narrativa, ya que la muñeca se convierte en un personaje al ser puesta en diversas situaciones, como la siguiente:
 Descripción: http://artes2010.files.wordpress.com/2010/05/bellmer3.jpg?w=297&h=300Descripción: http://sport.freepage.de/cgi-bin/feets/freepage_ext/41030x030A/rewrite/heyer/schaumal/n.jpg
 Esta imagen, que corresponde al libro Les Jeux de la poupée, presenta a una configuración de la muñeca compuesta por cuatro piernas y dos caderas. Es una escena inquietante, en donde la ambigüedad de la situación permite una lectura descripta por los críticos como “pesadillesca”,  que remite a un contenido sexual indescifrable. También es relevante destacar la presencia simultánea de lo femenino y lo masculino en un solo cuerpo, lo cual plantea una dinámica altamente compleja y contradictoria, en donde los temas de la individuación, separación y unión simbólica se conjugan en los términos de una crisis de identidad. 
Algunos críticos consideran que las posturas dadas a la Muñeca, junto con la puesta en escena, evocan sufrimiento y dolor, los cuales se pueden identificar con referencias visuales en el martirio plasmado por el arte renacentista, y en algunas escenas con escaleras del cine expresionista alemán.
Descripción: http://museum.icp.org/museum/exhibitions/bellmer/bellmer_invitation.jpg  Descripción: http://content.animalnewyork.com/wp-content/uploads/2010/08/214.jpg
 Fotografías de Hans Bellmer, coloreadas.

Para el público alemán de la época, su obra no tuvo una repercusión importante.
Sin embargo, el carácter polémico de la serie le valió la censura del régimen nazi, que calificaba a su arte de degenerado.
Esta Muñeca, portadora de tanta sátira como de ataques violentos contra Adolf Hitler representaba además una agresión poderosa contra las ideas de respeto, admiración y culto hacia el cuerpo perfecto, inherente de la esencia Nacional-Socialista.
En 1937  los propagandistas de Hitler organizaron la exhibición más amplia del arte moderno llamada Entartete Kunst (Arte degenerado), expresión forjada por Goebbels para designar todas las producciones artísticas que no correspondían a los criterios estéticos de los nazis. La exposición, inaugurada por Hitler, constaba de centenares de pinturas y esculturas que ellos mismos habían incautado de los museos y las galerías privadas de toda Alemania, apropiándose de ellas para sus propios fines de “purificación racial”. Obras de Paul Klee, Pablo Picasso, Vincent Van Gogh, Marc Chagall, Wassily Kandinsky, Max Ernst, Otto Dix, Eduard Munch, y las del propio Bellmer -entre otros-, eran consideradas fruto de una "fantasía enfermiza" o simplemente "judeo-bolchevique". Entartete Kunst presentaba un “museo de los horrores” con sus distintas secciones, como: “Las manifestaciones del alma racial judía”, “La invasión bolchevique en el arte”, “La naturaleza vista por espíritus enfermos”. Se trataba de dar una base científica a una empresa de erradicación cultural, basada en una “normalidad” creativa de tipo conservador, permitiendo rechazar toda vanguardia según criterios raciales, políticos o patológicos. Bellmer, con su Muñeca, asumió físicamente el peso y la carga de su crítica violenta contra el régimen nazi.
Exiliado a París en 1938, fue acogido por los surrealistas, que reconocían en su Muñeca y en sus fotografías una nueva manera de abrir el espíritu de la sociedad a sus fantasmas inconscientes y de obligar al espectador a interrogarse sobre los sentimientos producidos en él por la obra de arte y sobre las relaciones con su propio cuerpo y todo lo que ello conlleva. Sus elaborados maniquíes aparecieron en la Exposition Internationale du Surréalisme en la Galerie Beaux-Arts en Paris en 1938.
En 1943 organiza su primera exposición personal. Bellmer dibuja, realiza imágenes en las cuales se metamorfosean los cuerpos y los sexos. Ilustra, con grabados y dibujos, obras eróticas, como la antes mencionada de Georges Bataille, y algunas otras, de Pauline Réage, Sade, Baudelaire.
  Descripción: http://uploads6.wikiart.org/images/hans-bellmer/illustration-for-oeillades-cisel-es-en-branche-glances-cut-on-the-branch-1939.jpg Plate from La Poupée” - Hans Bellmer

Descripción: https://encrypted-tbn0.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcTdiH-FeOxqeVE1hBPqw_ewNua6pp50QHLjrNohOIl3k6jhFgH0aQ Sin título, Hans Bellmer
Descripción: http://www.mchampetier.com/sitephp/images/9k_Hans_Bellmer_fev112.jpg Litografía, Hans Bellmer
Descripción: http://31.media.tumblr.com/tumblr_lgdxveZd3D1qa95wro1_500.jpg 
Sin título, de la serie de ilustraciones para la Historia del Ojo, de Bataille
Aunque la Muñeca es su obra más innovadora y más conocida, continuó con sus trabajos sobre el erotismo, con abundantes dibujos y fotografías de esculturas-objetos.
También escribió L’Anatomie de l’image (Paris, 1957), libro en el que explica el proceso mental que determinó su trabajo como artista.
Descripción: anatomia de la imagen (cuadernos - arte)-hans bellmer-9788493814205 Anatomía de la Imagen, de Bellmer, Editorial La Central.


A partir de 1953, fue Unica Zürn (escritora y pintora alemana, admirada por los surrealistas) quien se convirtió en su mujer-muñeca (su modelo) cuando Bellmer la conoció en Berlín, en una exposición de cuadros hechos por ella, convirtiéndose también en su compañera.
Descripción: https://encrypted-tbn0.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcRmjzL0QOdHhQNB2a6Q4Da0813l5Oyn3KMVIKRCuNU4go1BLLu1                   Descripción: https://encrypted-tbn0.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcTURGRu-L5K1qqVNaLiYe-aUk3NERH1l_7x7q1JEnuanJNaCgAG
                                Descripción: http://www.artinamericamagazine.com/files/2009/06/16/img-zurn-fig-1_125203132947.jpg_x_325x433_c.jpg
                               Imágenes de Unica Zürn y Hans Bellmer


Bellmer intentó aplicar en ella las técnicas utilizadas con las muñecas, “el rodamiento”, y se chocó contra el muro que separa a la mujer de su imagen, es decir, su “carne”, por lo que se valió de cuerdas y otros alambres para reinventarla y capturarla en imágenes.

Descripción: http://sangbleu.com/wordpress/wp-content/uploads/2013/11/tumblr_lvnngf7pub1r4ip6xo1_500.png
Unica Zürn retratada por Hans Bellmer

Al llegar el año 1957, Unica tuvo que ingresar a centros psiquiátricos para superar su crisis creciente de esquizofrenia, problema suscitado tras ser fotografiada desnuda y encadenada por Bellmer precisamente para su experimento del “rodamiento” para la portada del número 4 de Surréalisme même.  Sin embargo, al regresar en 1970 del hospital, Unica abrió las ventanas de su casa en París y se tiró por la ventana. En este sentido, el mismo Bellmer se refiere acerca de sus obras como la búsqueda de establecer no sólo a la “mujer víctima”, sino también a la “mujer como objeto”. 
Descripción: http://1.bp.blogspot.com/-RlqdtADH-LY/T9SHGLVX2tI/AAAAAAAAAOA/8CQWsHesqM8/s1600/hans+bellmer+3.png
Fotografía de Unica Zürn encadenada, para la portada número 4 de Surréalisme même, por Hans Bellmer.

Descripción: http://2.bp.blogspot.com/-DG-ttCk_PP8/T2JSDNUsBkI/AAAAAAAAOzg/u2zO4JbQjrc/s640/1.jpg
Portada del número 4 de Surréalisme même.

Repercusión en el público de su época.
En este sentido, en conclusión, su obra generó diversas reacciones en su época: Por un lado, el público en general desconocía su obra. Por otro lado, en el círculo de artistas e intelectuales, los miembros del surrealismo lo apadrinaron bajo su Movimiento, considerando que su Muñeca era un objeto que los representaba. Y por otro lado, en el ámbito político, fue despreciado por el Régimen Nazi.
Sin embargo, Bellmer disfrutó del éxito y reconocimiento, en términos de exhibiciones y libros sobre su obra, durante los últimos veinte años de su vida.
Si bien su obra fue condenada muchas veces como misógina y violenta, también fue de alguna manera aceptada por al menos una crítica feminista, Xavière Gauthier, y por algunos escritores y críticos como Jacques Lacan, Claude Lévi-Strauss, Michel Butor y Patrick Waldberg.

Antecedentes
Cabe destacar, que si bien Bellmer no realizó referencias directas a estas influencias, la muñeca como fetiche y elemento de arte erótico, de mezcla de deseo y muerte, fueron utilizados antes en otras ocasiones:
El terrible sistema descrito por Polibio (200 a. C.-118 a. C.) y utilizado por Nabis, tirano de Esparta, que consistía en un artilugio con forma de mujer con clavos en su pecho y brazos y que abrazaba mortalmente a todo aquel que incumplía sus pagos.
La leyenda de Pigmalión, rey de Chipre, que buscó durante muchísimo tiempo a una mujer con la cual casarse. Pero con una condición: debía ser la mujer perfecta. Frustrado en su búsqueda, decidió no casarse y dedicar su tiempo a crear esculturas preciosas para compensar la ausencia. Una de estas, Galatea, era tan bella que Pigmalión se enamoró de la estatua. Mediante la intervención de Afrodita, Pigmalión soñó que Galatea cobraba vida. En la obra Las metamorfosis, de Ovidio, se relata el mito.
Se dice que tras la muerte de su hija ilegítima Francine, de cinco años de edad, Descartes se sintió tan deprimido que se propuso construir una muñeca autómata lo más parecida a la fallecida uniéndose tanto a aquella figura que según describen la trataba como “mi hija Francine”.
En el siglo XIX, el ballet Copelia, basado en El hombre de Arena, de Hoffmann, historia macabra que trata acerca de un inventor misterioso y pálido, el Doctor Coppélius, que tiene una muñeca danzante de tamaño real. Parece tan realista que Franz, un pueblerino, se enamora de ella, dejando de lado a su verdadero amor, Swanilde, que en el Acto II le muestra su locura, al vestirse como una muñeca y pretender cobrar vida.
La Eva futura (L'Ève Future) es una novela de ciencia ficción simbolista escrita por el autor francés Auguste Villiers de l'Isle-Adam. Iniciado en 1878 y publicado originalmente en 1886, la novela es conocida por popularizar el término androide. Describe a Hadaly, la mujer artificial ideal: el joven Lord Ewald se enamora de una hermosa pero estúpida mujer. Para reemplazar esta mujer en el corazón del joven, el ingeniero Thomas Edison fábrica una androide que se parece físicamente al modelo ideal de ser humano de Lord Ewald, pero que a diferencia de la mujer de carne y hueso de la que se ha enamorado es espiritualmente superior.
Existe una leyenda acerca del romance de Alma Malher, compositora vienesa, con el pintor Oskar Kokoschka:  Kokoschka mandó hacer una muñeca de tamaño real para recordar a Alma con todos sus detalles. Los rumores dicen haberlo visto en un teatro local llevando la muñeca como si se tratara de su compañera.

Fallecimiento
Hans Bellmer falleció en París en Febrero de 1975.

Estado actual de su obra
Actualmente, algunas de sus obras se encuentran repartidas entre los museos MoMA (Museo de Arte Moderno de Nueva York) y en la Galería Tate.
Algunas de las obras exhibidas en el MoMa:
Descripción: Hans Bellmer. The Doll. 1935-37  The Doll (1935-37)

Descripción: Hans Bellmer. Plate from La Poupée. 1936  Descripción: Hans Bellmer. Plate from La Poupée. 1936 Descripción: Hans Bellmer. Plate from La Poupée. 1936
Fotografías de la serie La Poupée

Fotógrafos y artistas influenciados por su obra
Su trabajo sirvió de influencia para numerosos artistas posteriores:
Cindy Sherman, quien trabajó también con muñecas haciendo una referencia a la mujer como objeto.
Descripción: https://encrypted-tbn0.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcT2DGO4_rTlMdm-fQEgVGN5kaOXLh-D3r2Ys0kXG-bPgbxTUIFbVA Descripción: http://prod-images.exhibit-e.com/www_metropicturesgallery_com/exhibitions/1999-05-15-cindy-sherman/slides/abecb56b-lg.jpg
Descripción: http://blogshumanites.u-paris10.fr/sites/blogshumanites.u-paris10.fr/files/upload/u290/broken%20doll.png
Obras de Cindy Sherman, sin título.

Lisa Bufano, una artista interdisciplinaria discapacitada de Estados Unidos, menciona a la muñeca de Hans Bellmer como una de sus principales influencias. Sus trabajos incorporan elementos múltiples, entre los que destacan partes de muñeca, animación y danza.
Descripción: http://www.lisabufano.com/_images/img-fncy.jpg   Lisa Bufano
La película Love Object , una coproducción francesa – estadounidense, dirigida por Robert Parigi, contiene claras referencias a la obra de Bellmer, desde la relación obsesiva del protagonista con una muñeca inflable, hasta el uso del propio nombre de Bellmer en el personaje femenino: Lisa Bellmer.
Descripción: Love object
La película de animé Ghost in the Shell 2: Innocence, del 2004 utiliza elementos de las eróticas muñecas de Bellmer. Además, el director, Mamoru Oshii, se ha referido a las muñecas de Bellmer como una directa influencia e inspiración para el film. 
Descripción: http://jam7.sakura.ne.jp/images/24/894BFD0C8956CC36983FC7B07B1BD5.jpg 

La banda neoyorkina Bellmer Dolls tomó su nombre de la obra del autor.

Diversos artistas han realizado remakes de sus fotografías en su homenaje:

Descripción: https://c2.staticflickr.com/6/5198/5858817410_002eaf0bd0_z.jpg Autor desconocido


Descripción: http://fc06.deviantart.net/fs70/i/2010/106/9/e/Hans_Bellmer_Tribute_12_by_ShotaKotake.jpg Tributo a Hans Bellmer, del artista ShotaKotake
Descripción: https://lamblegs.files.wordpress.com/2011/11/hans-breder.jpg Descripción: http://hachmeister.rh-its.de/sites/default/files/Breder,%20Body%20Sculpture,%201971%20(2).jpg
'Old Man's Creek I', Hans Breder, 1971


Algunos autores se han ocupado de realizar un profundo análisis de su obra:

Descripción: http://peterwebb-arthistorian.co.uk/sites/default/files/PETER%20WEBB%20website%20pics%20Bellmer%20first.jpg         Descripción: http://www.trocadero.com/MuseXX/items/369835/catphoto.jpg


Bibliografía. Fuentes

·         Los Valientes Duermen Solos (Blog Internet). 2010- Agosto. (Consulta: 15-08-2014). Disponible en: http://losvalientesduermensolos.blogspot.com.ar/2010/08/hans-bellmer.html
·         Almudena Cruz Yábar. “Die Puppe (La muñeca)”, España. Documento en línea. (Consulta: 08-08-2014). Disponible en: http://www.museoreinasofia.es/
·         DMV. “Hans Bellmer, la Muñeca”, 2007, Estados Unidos,  Historia del Arte. Consulta: 20-08-2014. Disponible en : http://www.historiadelarte.us/pintores/surrealismo/surrealismo-hans-bellmer-la-muneca.html
·         Ana Valerio, “LA MUÑECA: LA MECÁNICA DEL DESEO EN PSICOLOGÍA”, Espejo de Arcadia (Blog de Internet). 11-08-2012. Consulta: 24-08-2014. Disponible en http://reichaleman.blogspot.com.ar/
·         Jorge Pulla González, “EL CUERPO EN LAS IMÁGENES FOTOGRÁFICAS DEL SURREALISMO FRANCÉS DE ENTREGUERRAS”, Universidad de Alicante, España. 2008. Documento en línea. Consulta: 23-08-2014).
·         Peter Webb, “Hans Bellmer, About the artist”, Grove Art Online, Oxford University Press 2009. Consulta: 25-08-2014. Disponible en: http://www.moma.org/
·         Licenciada Lic. Rosa Aksenchuk, “La Muñeca ('La Poupée'); simulacro y anatomía del deseo en Hans Bellmer”, Universidad de Buenos Aires, Revista Observaciones Filosóficas - Nº 4 / 2007. Consulta: 18-08-14. Disponible en: http://www.observacionesfilosoficas.net/
·          Marco Antonio Alcalá Flores, “Hans Bellmer”, El Arte de Ver. 06-05-2010. Consulta: 25-08-2014. Disponible en http://artes2010.wordpress.com/2010/05/06/hans-bellmer/





No hay comentarios:

Publicar un comentario